Los ruidos de la rotura de un cierre de un establecimiento alertó a los policías que patrullaban la zona