El presidente de UCES, David Ormaechea, ha aconsejado en el último programa de SER Consumidor, no contratar a aquellos cerrajeros que no digan por adelantado cuánto cobran

El presidente de UCES ha indicado el peligro que ofrecen los cerrajeros anunciados en muchas pegatinas pegadas en las paredes o en los comercios de las ciudades. Ormaechea ha señalado que presentan dos problemas: “la suciedad”que crean en los centros urbanos, y la “falta de seguridad” para el cliente que supone contratar a estos ‘profesionales’.

Ormaechea ha dado ciertas precauciones para evitar a estos cerrajeros ‘falsos’. El primer consejo es ‘huir’ de aquellos que no digan el precio por teléfono; el segundo, evitar a aquellos que estén anunciados en las dichosas pegatinas; y, por último, solicitar al cerrajero que enseñe su identificación, que le acredita como un cerrajero ‘de confianza’.

El presidente de UCES ha indicado que un servicio de cerrajería puede costar “70 u 80 euros, no más”. Ormaechea ha subrayado, a la hora de explicar el porqué de este precio, que el profesional “debe dejar lo que está haciendo, desplazarse, y volver al trabajo que había dejado”.

Finalmente, el presidente de UCES ha destacado que su asociación ha firmado acuerdos con el Gobierno vasco y con el aragonés, para hacer cambios gratuitos de cerraduras a mujeres maltratadas.

Fuente: cadena ser